Smell-O-Vision

Para todos los que creen que en el cine lo han visto todo, oído todo y en ciertos cines ¿por qué no? olido todo, los aromas de la butaca que hasta ahora sólo eran de palomitas, perfumes de a tres pesos, aromatizante barato y humedad dejarán de importar pronto. Y es que en Japón comenzó la Smell-O-Vision o aroma-visión “sistema de entretenimiento” que unirá las escenas favoritas con los olores que les corresponden.

En el Imperio del Sol Naciente han comenzado con ‘Charlie y la fábrica de chocolate‘ y la siguiente será ‘El nuevo mundo‘. Este nuevo filme de Terrence Malick creador de La delgada línea roja podrá ser olido en Japón por primera vez. Las escenas de amor irán acompañadas de aromas frutales y florales y así a Colin Farrell, no sólo podremos disfrutarlo visualmente sino también deleitarnos con su hedor. Ya, antes se ha intentado hacer este tipo de cosas en el cine. Particularmente en Disney en el 4D teather con una burda historia de querida nos encogí a nosotros. La diferencia es que cuando uno está en Disney, uno esta en Disney!!! a eso va uno a quedarse boquiabierto con la tontería más pequeña porque… es Disney!!!

Pero vamos, que pasará el día que vayamos al cine a ver King Kong II, o Parque Jurásico XX, y el dinosaurio deje salir un gasesín o el Gorila se reviente un regalito del tamaño de un Volkswagen y nos lo tengamos que chutar, será terrible ¿no?. Porque si vamos a ponerle olores a las películas no nos vamos a poner de discriminadores odoríficos. Es decir, yo si quiero oler el perfume de Satín en Moulin Rouge, o a que olía el barco de Willy el Tuerto en los Goonies después de haber estado oculto en una caberna por más de 300 años.

En fin, los adelantos en el cine que sean para bien, me estremecen con sólo pensar en las posibilidades que ofrece la ‘Smell-O-Vision’. Ya lo cantaba Mecano: “Entre miles de tornillos viven en Japón… ” (…y los tornillos, evidentemente, están sueltos).