Según The Social Intelligence Unit, la participación que ostenta la tecnología en la economía nacional del Producto Interno Bruto (PIB) del sector TIC en 2016 representó 4.3% del total del PIB de México, es decir, $626 mil millones de pesos.

Destaca el caso de las telecomunicaciones cuyo PIB representó 3.4% del PIB total y 78.3% del PIB del sector TIC, lo cual equivalió a $490 mil millones de pesos. Los $136 mil millones de pesos restantes (equivalentes al 0.9% del PIB y 21.7% del PIB del sector TIC) correspondieron al PIB de los subsectores de fabricación de equipo electrónico, radio y televisión, y servicios de procesamiento electrónico de información y hospedaje.

De 2015 a 2016, el PIB del sector TIC creció a una tasa de 9.5%. Al desglosar dicha información por subsector, el PIB de telecomunicaciones creció 10.9% y el de fabricación de equipo electrónico 6.1%. Por su parte,  los servicios de procesamiento electrónico de información y hospedaje, así como el subsector de televisión y radio registraron tasas de crecimiento negativas de 4.6% y 4.2% respectivamente.

En 2016, al comparar el PIB del sector TIC con otros sectores de la economía, éste se ubicaría como octavo por su participación en el PIB total, solamente superado por las industrias manufactureras, el sector comercial, los servicios inmobiliarios, la construcción, la minería, el transporte y los servicios financieros.

Fuente: The Social Intelligence Unit con Información de INEGI

Al realizar el ejercicio de reordenamiento de algunos subsectores económicos fue posible aproximar el tamaño del PIB del sector TIC. Esto permitió vislumbrar la magnitud de la contribución de las nuevas tecnologías en la economía mexicana.

A pesar de la considerable participación de las TIC en el ingreso del país y la dinámica que presenta especialmente en los subsectores de telecomunicaciones y fabricación de equipo electrónico, aún existe la posibilidad de incrementar la contribución del sector a través de la reducción de la brecha de conectividad, mayores inversiones en infraestructura, el impulso de la industria electrónica y el incremento de las política públicas orientadas a garantizar el derecho y aprovechamiento de las TIC.

Por The Social Intelligence Unit