0
  • No hay productos en el carrito.

Detén el mensaje.

Detén el mensaje.

 

 

Un verdadero catalizador de la experiencia de vida y la realidad de la libertad total, es el valor de decir lo que nunca se ha dicho, de ver lo que nunca se ha visto, de dibujar, de pintar, de cantar, de pensar, de esculpir, de bailar y de tomar acción para lograr lo que nunca antes ha sido hecho. Para empujar el límite de la creatividad, del lenguaje y de lo que realmente es importante; algo que Terence Mckenna llamó la sentida presencia de la experiencia directa. Palabras sutiles que sólo son un término elegante para dar un grito en la oscuridad del intelecto mundial, impulsando la idea de que debemos dejar de consumir nuestra cultura y tenemos que comenzar a crear la cultura. La respuesta no está en el medio pero si es el medio. No veas TV, no leas revistas, no escuches la radio; crea tu propia cultura, tu propio show, tu propia información.

 

El nexo del espacio y el tiempo donde estas ahora es el sector más inmediato de tu universo y si te estas preocupando acerca de Lady Gaga, Enrique Peña Nieto, TV y Notas o quien tu quieras, estás perdiendo tu poder y se lo estás otorgando por completo a iconos mantenidos por medios electrónicos para que necesites vestirte como X, quieras tener los pechos de Y ó los labios de Z. Este tipo de pensamiento y reacción cultural estúpida es inadmisible porque todo este bombardeo es sólo distracción cultural y lo que realmente importa eres tú, tus amores, tus amigos, tu familia, tus asociaciones, tus altas, tus bajas, tus depresiones, tus miedos, tus sueños, tus orgasmos, tus frustraciones, tus esperanzas, tus planes y te han dicho ¡No!, no eres importante. No somos importantes, somos colaterales, somos la periferia y no el centro; y ¿Qué hacemos? Sucumbimos al canto de Pisínoe que dice: Obtén un diploma, obtén un trabajo, obtén esto, obtén aquello y entonces habrás triunfado, habrás cumplido. Cuando en realidad tú ni siquiera quieres jugar en ese juego, ni siquiera quieres oír esa tonada, tu lo que quieres es lo que quisiéramos todos: Qué te devuelvan tu mente y arrebatarsela de las manos a los ingenieros culturales que quieren convertirse en un estúpido sin sesos que consuma toda la basura que ellos están creando.

 

Se está librando una guerra por obtener el poder tu mente, y ahora los dueños de estos medios, los ingenieros culturales, preparan ataques quirúrgicos en forma de anuncios electrónicos que por arte de magia saben lo que acostumbras visitar y que necesitas. ¡No voltees a otro lado! Ellos son lo que necesitas. Ellos están ahí para darte o decirte lo que necesitas 24 horas 7 días a la semana y entonces tu responsabilidad se relaja. Cuando deberías darte cuenta de que ellos no están ahí y sólo utilizan el medio para una cosa. No crean cultura, crean ingreso.

Hazle un favor a los huesos de este mundo moribundo: Haz tú mensaje. Utiliza el medio. Deja de ser un producto y conviértete en un productor.

La humanidad y tú, te están esperando.

 

Detén el mensaje, utiliza el medio.