Viajar es una afrenta directa contra la estupidez, la intolerancia y la corta visión.